No es de extrañar que el Principado de Andorra sea visitado por más de 10 millones de turistas al año, ya que ofrece una gran diversidad de actividades de ocio yturismo. Algunas de las actividades más comunes por las que los turistas acuden al principado son: las compras, y esquiar, hacer rutas o excursiones, y practicar multitud de deportes, especialmente de invierno o montaña. Sin embargo es muy diferente, con actividades divertidas y de gran interés, visitar Andorra en verano. Es un país que cambia completamente. Otro color, otra luz que te hará vivir un destino muy distinto al que hayas conocido.
Dentro del principado destacan los siguientes pueblos o parroquias: Andorra la Vella, Canillo, Encamp, Escaldes-Engordany. Ordino. La Massana y Sant Julià de Lòria. Todos pueblos con gran interés, que debes visitar y disfrutar. Son lugares que esconden grandes tesoros culturales, que sólo el tiempo, te hará ir descubriendo.
Andorra La Vella es la capital y el centro neurálgico del Principado de Andorra. La ciudad destaca por su importante eje comercial y su gran diversidad gastronómica, capaz de satisfacer a las demandas más exigentes y selectas.
La ciudad discurre al margen izquierdo del cauce del Gran Valira, permitiendo que el medio urbano y natural se encuentren estrechamente relacionados. Además, en el propio centro de la ciudad se encuentra el Parque Central, un paraje privilegiado pensado para el descanso y el ocio.
Andorra La Vella se encuentra repleta de caminos y rutas interesantes, como las de la Margineda o Santa Coloma, que te acercará a la naturaleza constantemente. Asimismo, los excursionistas también encontrarán rutas de montaña muy interesantes, como por ejemplo la del Camino del Prat Primer; mientras que los apasionados por la cultura y la naturaleza encontrarán en el Valle del Madrieu, declarado patrimonio mundial por la UNESCO, un lugar idílico.
El arte románico y prerománico puede contemplarse especialmente tanto en la capital como en la localidad de Santa Coloma, destacando la monumental Iglesia de Santa Coloma y el Puente de la Margineda.
El Principado de Andorra alberga numerosas pistas de esquí repartidas por diferentes estaciones. Las principales estaciones de esquí son las de Vallnord (Arcalís, en Ordino, Arinsal, y Pal); y Grandvalira (en Pas de La Casa, Grau Roig, Soldeu, El Tarter, Canillo y Encamp); pero también cabe destacar el campo de nieve de La Rabassa de Naturlandia (en Sant Julià de Lòria.).
Andorra es un pequeño estado con más de mil años de historia. Visita las iglesias románicas, los museos y las bodegas de los microproductores de vino. Puedes divertirte durante todo el año en los centros de ocio y aprovechar para vivir los eventos deportivos y culturales. Disfruta de las actividades de montaña y aventura, de los deportes de invierno, de las tiendas, del termoludismo y del bienestar, de la gastronomía local y del entretenimiento. Practica esquí, senderismo, cicloturismo, descenso, escalada, barranquismo o de paseos a caballo.
Por la cantidad de actividades que se pueden realizar, desde el esquí al relax en sus muchos centros termales, o las compras durante todo el año, Andorra se ha terminado convirtiendo en un destino cómodo para viajar en familia, ya que está preparado, según la estación del año, para un tipo muy concreto de actividades.
Te sorprenderán sus paisajes, sus gentes y, por supuesto, su gastronomía, muy parecida a la de otras regiones de los pirineos. Y como no, el barrullo de gente comprando por sus increíbles precios
Un destino tan cercano y tan diferente, tan próximo a España es un lugar al que sin duda debemos acercarnos para conocerlo como se merece. Alejando cualquier tipo de tópico con el que solemos acompañar siempre que la nombramos. Si no has estado nunca te va a sorprender. Si has estado en inviernos disfrutando de sus instalaciones para el esquí, vuelve en verano, para descubrir otro paisaje, otros pueblos diferentes a los que ya conoces.