Si por algo se caracteriza Menorca es por la belleza de sus calas y por el agua turquesa que envuelve sus costas. Por sus paisajes apacibles y por el rimo tranquilo que se respira en sus gentes. Cala’n Bosch es una de las calas más cercanas a Ciudadela, urbanizada y con todos los servicios que necesitas en tus vacaciones, pero con un mar y una arena de las mejores que aún puedes encontrar en la isla. ¡Una suave arena blanca y aguas cristalinas!

En esta cala encontrareis un ambiente muy familiar, ya que es posible aparcar el coche junto a la playa, evitando tener que hacer largas caminatas; pero es que, además, la cala cuenta con las instalaciones propias de una gran playa: duchas, chiringuitos y complejos hoteleros donde pasar unas vacaciones a cuerpo de rey. Un lugar que te gustará si eres de los que en la playa te dedicas al relax absoluto, pero también si eres de los que prefieres practicar deportes acuáticos como flyboarding, snorkel, kayak de mar o utilizar una moto acuática.

En esta tranquila zona podrás desconectar en tus vacaciones, pero, además, no debes olvidar que estás muy cerca de Ciutadella, a unos pocos kilómetros, la segunda localidad más grande Menorca, donde podrás recuperar el ritmo si el tiempo en esta cala es demasiado lento para toda tu estancia.

Complejos vacacionales excepcionales

Aquí podrás encontrar alojamiento vacacional de todo tipo, solo alojamiento, pero también hoteles que ofrecen todo incluido si eres de los que prefiere no preocuparse de nada. Hoteles muy familiares y exclusivos para adultos.

Roc Lago Park, Nuramar, Pueblo Menorquín, Club Ciudadela, Princesa Playa, Marinda Garden, Sol Falcó All Inclusive, Grupotel Macarella, Grupotel Playa Club, Lago Resort Menorca (solo para adultos), Valentín Star, Mar Hotels Paradise Club o Villas del Lago son solo alguno de los muchos lugares con encanto y uno servicios de mucho nivel, en esta zona de la isla.

No te puedes perder

Además, en el corazón de Cala Bosch, encontrarás un precioso puerto deportivo que acerca el interior de la isla, y que se encuentra conectado al mar a través de un estrecho canal. Es perfecto para pasear, y los botes y barcos de pesca anclados. Aquí encontrarás excelentes restaurantes, bares y tiendas. Y, si tienes pensado dar un paseo en barco por la zona, en este paseo encontrarás donde hacer la reserva.

Pero si estás de viaje familiar y los niños piden más diversión, te recomendamos visitar el parque acuático Aquarock y la pista de karting. Y, por puesto, el Goody Goody Park, situado en la Marina.

Desde Cala’n Bosch te será sencillo explorar otras atracciones de Menorca situadas en el lado oeste de la isla, como la ciudad de Cuitadella, a muy pocos kilómetros, o el faro de Far d’Artrutx, las canteras de S’Hostal o el antiguo asentamiento prehistórico en son Catlar.

Degustar la cocina menorquina

Si no viajas con todas las comidas incluidas en tu reserva de hotel, te contamos que la zona dispone de muchas alternativas para comer o cenar. Desde especialidades españolas locales, las delicias de marisco hasta lo más picante de la cultura mexicana o los típicos lugares de hamburguesas. En la zona de la Marina es el lugar donde encontrarás mayor concentración de restaurantes. Te proponemos dos opciones.

Restaurante Aquarium. Un precioso restaurante con vistas a la Marina. Una carta muy amplia, pero destaca el marisco fresco, espectacular la langosta o su paella de mariscos.

El Sr. Jaume es otro restaurante situado en el puerto deportivo. El marisco es también espectacular, pero destaca, sobre todo, por los pescados del menú del día.