• EDITORIAL: PLATAFORMA EDITORIAL
  • TITULO:MI LUGAR EN EL MUNDO. EL AGUA DE LA VIDA
  • AUTOR: PACO MORENO
  • RECOMENDADO para llegar hasta el corazón de África. Etiopía sin filtros.
  • VALORACIÓN: (1-10) 7
  • EXTRAS: www.amigosdesilva.org

Lo primero que me gustaría dejar claro es que no me gustan los libros de testimonio, ni el hígado, ni el merengue pero que, como casi siempre, las excepciones lo son todos. Y esta es una gran excepción.

libromilugarenelmundoMi lugar en el mundo” es un libro de un no escritor profesional, pero de un ser humano excepcional que tiene una historia para contar que no deja títere con cabeza.

¿Qué le lleva a un joven abogado a cambiar su exitosa carrera en Madrid por una vida dedicada a los demás en Etiopia? Paco Moreno es el autor de estas conmovedoras páginas. Licenciado en derecho montó su propio despacho desde muy joven. Con una formación excepcional y una situación económica privilegiada nos cuesta entender que lleva a un chico joven con una brillante formación a dejarlo todo e instalarse en uno de los países más bellos y más pobre del mundo. Pero ¿qué es lo que hay que entender? Paco, pese al sufrimiento y a la dureza de su proyecto, piensa –y eso lo tienes claro al terminar el libro- que quien más ha ganado en esta historia es él. Dar y dar y no dejar de hacerlo.

Viajando como voluntario a Etiopia descubre que las tribus nómadas de la región no disponen de agua suficiente y que las niñas –siempre las niñas, las mujeres- no pueden ir a la escuela porque cada día tienen que recorrer un largo camino sobre la arena del desierto para poder llenar sus bidones. Junto a estas tribus descubre que bebes, niños y niñas, embarazadas y ancianos mueren por enfermedades que creía erradicadas. De un primer viaje vuelve y vuelve hasta fundar la ONGD Amigos de Silva. Y no se le ocurre nada más sencillo que centrar su base de operaciones en Afar, la zona más caliente del mundo.

Paco, a lo largo de las páginas de este precioso libro, nos enseña a mirar a Etiopía, a sus gentes, a los niños que, pese a no tener nada, nos cuenta que son felices. Nos enseña que de la cabra, como del cerdo, se aprovecha hasta los andares. Y nos confirma, que además de encontrarse en una de las zonas más caliente del planeta también, y además, se encuentra en una de las zonas con más actividad sísmica, por si le faltaba algo.

Paco consigue dar respuesta durante el libro a muchas de las preguntas que cualquier lector se irá planteando, pero sobre todo, hace muchas más preguntas y nos planteará nuevas dudas. Todo esto mientras nos permite viajar allí, respirar su aire, conocer sus gentes. Mientras nos confirma que la realidad ha superado todas sus expectativas. Mientras nos muestra, sin filtros, que se encuentra luchando contra una situación dolorosa pero en la que es posible trabajar, lograr cambios y mejoras.

Para enfrentarse a África hay que ser flexibles. Cualquier planteamiento desde Europa necesita adaptación sobre el terreno para poder desarrollarlo. Necesita sus plazos y sus tiempos.

Paco no se presenta como un héroe, sino como un voluntario que se levanta a las seis de la mañana para ir hasta un pozo que no funciona bien. Pero el libro está lleno de acciones heroicas a las que tendremos la oportunidad de llegar y que removerán –si leemos con atención- nuestras jornadas laborales interminables pero quizás pobres, vacías. El mensaje de Paco es complejo. No se trata sólo de irse Etiopía, sino de traer Etiopía a Europa. Su mensaje tiene que ver con el movimiento de los ciudadanos hacia situaciones de buen gobierno, de reparto justo.

El libro nos presenta el proyecto de una ONGD que se dedica a tres principios fundamentales: la alimentación, el agua y la sanidad, ya que nada está garantizado en Etiopía.

“Un lugar en el mundo” es un libro duro. Duro que, en ocasiones, debes apartar y dejar respirar. Pero es que enfrentarse a la realidad de África, es dura y no siempre permite mirar de frente.