.................................................
Estamos buscando las mejores ofertas...

Ofertas de viajes a Dubai

DUBAI: UN SUEÑO EN EL DESIERTO

Es uno de los siete emiratos que forman los Emiratos Árabes Unidos. La capital de este emirato es Dubái, ciudad situada entre el Golfo Pérsico y el desierto de Arabia. Hasta el siglo XX centró su actividad económica en el comercio de perlas. Su progreso económico tiene mucho que ver con su situación estratégica que motiva a otras naciones a hacerse con sus rutas comerciales, siendo Gran Bretaña la que se hizo con sus rutas más importantes.

Sin embargo, fue hacia 1960 cuando este emirato encuentra el auténtico motor de su economía, que le hace deshacerse de su relación con el Reino Unido: el petróleo. En la década siguiente se forman los Emiratos Árabes Unidos dando carpetazo a la relación con Reino Unido.

En Dubái rige una monarquía constitucional encabezada por un jeque. La mayor parte de la población del emirato procede de Asía, sobre todo la mano de obra. Si bien fue el petróleo lo que acelera el cambio, será luego la construcción y los servicios financieros los que dan más brillo al país. Y, como no, el turismo, sobre todo el turismo de lujo.

Cuenta con construcciones increíbles como el hotel de lujo Burj Al Arab y Burj Khalifa -este último el más alto del mundo con 828 metros de altura-. O con islas artificiales como el conjunto The World y The Palm Islands, espacio ganado al mar para residencias de lujo.

La tasa tan baja de desempleo, si bien no siempre en las condiciones más ópticas, ha llevado a que muchos vean el emirato como un lugar donde cumplir sus sueños, un lugar que ofrece oportunidades. El emirato está muy influenciado por el islam, algo que se nota en las normas de vestimenta, la gastronomía, el arte y la cultura. Una ciudad que impone unas normas muy estrictas de conducta y vestimenta. Con una tradición aún machista que se impone en todos los ámbitos

En el año 2000 se potenció, ante la bajada del precio del petróleo, nuevas estrategias económicas basadas en la construcción, el turismo, la aviación y la exportación de aluminio, entre otras. Así todo, el país sufre los efectos de la crisis mundial, que no dejará ver la recuperación hasta el 2012.

En el año 2013 se eligió la ciudad para la celebración de la Exposición Internacional del 2020, siendo la primera vez que se celebra en oriente medio. En la actualidad encontramos edificios como The Tower, un rascacielos en construcción aún más elevado que el Burj Khalifa.

Dubái se encuentra a sólo 200 km de distancia de Abu Dabi, capital de los emiratos Árabes Unidos, y la segunda ciudad más poblada de los emiratos. Sin temor a equivocarnos podemos decir que Dubái es la ciudad del mundo que más ha crecido en los últimos años, convirtiéndose en un destino de turístico de lujo cada vez más solicitado. Sin perder de vista en ningún momento el alma de su cultura árabe que quieren mostrar, con orgullo, al resto del mundo. Más de 50.000 españoles viajaron a Dubái en el año 2014, y más del 60% decidieron alojarse en hoteles de 5 estrellas. Desde las principales ciudades españolas encontramos compañías con vuelos directos, prácticamente a diario.

Lo más interesante de Dubái no se encuentra en sus museos. Su arquitectura, la que ya está finalizada y la que no, ofrece al visitante, si se aleja un poco de la ciudad, una perspectiva asombrosa si se observa desde el desierto. Muy diferente a la que encontramos desde la base del edificio, donde además podemos sumar a la imagen el ritmo frenético de los trabajadores.

Dedicar un día al desierto, bien en un safari o bien con un guía local, es una experiencia singular y que te permiten conocer a los primeros habitación de Dubái, los beduinos, un pueblo que continúa viviendo en el desierto. En el mismo desierto sobre se construyó Dubái.

Lascookiesnos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies tanto propias como de terceros. Mas información